El matrimonio igualitario ha llegado a Estados Unidos. Estos son algunos desastres que puedes esperar ahora. - Humanistas Guatemala
Somos un grupo de personas no-creyentes que defiende la libertad de pensamiento, consciencia, expresión y religión, para la construcción de una sociedad libre e incluyente, en donde nadie sea perseguido por su raza, sexo, orientación sexual, identidad de género, creencias religiosas o su falta de ellas.
humanism, humanismo, guatemala, guate, ateísmo, ateos, ateas, ateo, atea, atheism, atheist, atheists, god, dios, religion, religión, secular, LGBT, LGBTI, LGBTIQ, estado, laico, laicismo, secularismo, dios, god, gods, dioses
908
post-template-default,single,single-post,postid-908,single-format-standard,bridge-core-2.1.9,qode-quick-links-1.0,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-20.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default

El matrimonio igualitario ha llegado a Estados Unidos. Estos son algunos desastres que puedes esperar ahora.

¡En Estados Unidos el matrimonio entre personas del mismo sexo ha sido legalizado! Es un triunfo del amor y la igualdad por sobre el odio, la discriminación, la superstición y el dogma religioso. Es un momento para celebrar, aunque no todos lo están tomando de la misma manera.

Agárrense, que esto es el final del mundo. Como lo demuestran las experiencias de los países en donde el matrimonio entre personas del mismo sexo ha sido legal desde hace muchos años. Décadas, incluso.

En Islandia el parlamento votó de forma unánime, a favor del matrimonio igualitario en 2010. A tan solo 5 años de haberlo hecho puedes darte una idea de los graves problemas que enfrentan en Reykjavík, su ciudad capital, dándole un vistazo al feed de Instagram de su departamento de policía.

 

Los islandeses se distraen desconectándose colectivamente de la realidad y enterrando la cabeza en un montón de libros. De hecho, en Islandia se publican 5 libros por cada 1,000 habitantes, la mayor cifra en el planeta. Además, este pequeñito país de un poco más de 300.000 habitantes, tiene más escritores, más obras publicadas y más libros leídos per cápita que cualquier otro país del mundo.

¿Cómo habrán hecho para engañar a Vision of Humanity para ser calificados como el país más pacífico del mundo en 2015? Es un misterio.

Holanda legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2001.

 

Además de tener que tolerar que los hombres se casen entre ellos o que dos mujeres adopten y críen bebés, los resistentes holandeses han tenido que aguantar que se les califique entre los 10 países más felices del mundo, según el World Happiness Report.

 

Los holandeses también persisten en su perversa obsesión con las bicicletas, los quesos finos, las flores y el cierre de prisiones por falta de presos. Han logrado engañar a UNICEF para que los califique constantemente como uno de los países en donde la niñez goza de mayor bienestar en el mundo.

Bélgica legalizó el matrimonio igualitario el 1 de junio de 2003.

 

Ese fue únicamente el inicio de su pesadilla. Cuatro años más tarde, Bélgica también ha entrado en los primeros puestos de la lista de UNICEF de países con mayor bienestar infantil del mundo.

 

Tan sólo pensar en tantos jóvenes insufribles y con acceso a educación superior, debería de ser suficiente para hacerte llorar lágrimas de preocupación por el futuro de la humanidad.

España cuenta con matrimonios igualitarios en su legislación desde el 3 de julio de 2005.

 

Fecha que siempre se guardará en la mente de millones de españoles, como el inicio de su largo descenso hacia el caos y la perdición. Desde 2005, España califica entre los países con un Índice de Desarrollo Humano “muy alto.” Ubicándose, desde 2006, en el puesto número 27 a nivel mundial.

Canadá introdujo el matrimonio igualitario en su legislación el 20 de julio de 2005.

 

Así es. El país con más educación y más graduados universitarios del mundo, el que constantemente califica entre los más pacíficos y con más desarrollo humano del mundo, inició así su propia perdición. Aun así, son fuertes e intentan mostrar una cara feliz al mundo. Un estudio de 2011 encontró que 9 de cada 10 canadienses mayores de 12 años están “satisfechos o muy satisfechos” con sus vidas.

Noruega legalizó los matrimonios entre personas del mismo sexo el 1 de enero de 2009. Su único logro desde entonces, ha sido calificar en primer lugar en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU, prácticamente cada año.

 

Su enferma obsesión con el “amor” y la igualdad, los ha llevado a también a ocupar el primer lugar del Índice de Paz Mundial en más de alguna ocasión.

El 29 de mayo de 2013, Francia se unió al grupo de países que reconocen el derecho de personas del mismo sexo de unirse en matrimonio.

 

Con sus vidas prácticamente arruinadas por el “homosexualismo,” los franceses se vieron obligados a refugiarse en sus familias y amigos. ¿De qué otra manera puede explicarse, entonces, que un estudio de OECD de 2014 haya encontrado que el 87% de los franceses tienen a una persona en la que siempre pueden confiar en tiempos difíciles? Ese mismo estudio también encontró altos niveles de calidad del medio ambiente, vivienda, trabajo, alimentación, seguridad, expectativa de vida y participación cívica, entre otras cosas. También fabrican más de 1,000 tipos diferentes de queso. Una seña inequívoca de que están perdiendo la cabeza.

El 5 de agosto de 2013, Uruguay se se convirtió en el decimocuarto país en legislar a favor del matrimonio igualitario.

 

Este es José Mujica, el cínico y depravado presidente que hizo que esto fuera posible. Cuando no está impulsando la destrucción de su país a través del “homosexualismo,” está donando el 90% de su salario a gente necesitada o esperando su turno como cualquier ciudadano en los hospitales públicos.

 

Nueva Zelanda legalizó el matrimonio igualitario en 2013, 120 años después de haber sido el primer país en el mundo en tomar la también cuestionable decisión de darle a las mujeres el derecho al voto.

 

¿Qué han hecho todas esas hordas de mujeres libres y parejas casadas del mismo sexo con su país? Destruirlo desde adentro, convirtiéndolo en el segundo país menos corrupto y el cuarto más seguro del mundo.

El país que ocupa el primer lugar de los países menos corruptos, el segundo lugar de los países más pacíficos y el décimo lugar de los países con mayor índice de desarrollo humano, Dinamarca, hizo lo propio en 2012. 

 

Aunque en realidad fueron el primer país del mundo en comenzar a garantizar los derechos de matrimonio igualitario al reconocer las uniones civiles entre personas del mismo sexo en 1989.

Finlandia entró en la lista en noviembre de 2014.

 

Quizás es por eso que este año únicamente pudieron lograr un tercer puesto en la lista de países menos corruptos del mundo. ¿Cómo es posible que sean el país con el mejor sistema educativo del mundo y apoyen las depravaciones del “homosexualismo”? Otro misterio.

Para enfatizar lo mal que la están pasando los finlandeses, observemos cómo apenas y lograron conservar por quinto año consecutivo el primer lugar entre los países con mayor libertad de prensa. Los siguientes dos son Noruega y Dinamarca. Curiosamente, dos países que también han legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En mayo de 2015, Irlanda se convirtió en el primer país en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo a través de un referéndum popular.

 

Una clara indicación de que a este país, ubicado en el décimo puesto de mejores países para criarse, únicamente le espera caos, sufrimiento, muerte y destrucción.


* Traducido y adaptado de Buzzfeed.

 

Comments

comments