¿Por qué soy humanista? - Humanistas Guatemala
Somos un grupo de personas no-creyentes que defiende la libertad de pensamiento, consciencia, expresión y religión, para la construcción de una sociedad libre e incluyente, en donde nadie sea perseguido por su raza, sexo, orientación sexual, identidad de género, creencias religiosas o su falta de ellas.
humanism, humanismo, guatemala, guate, ateísmo, ateos, ateas, ateo, atea, atheism, atheist, atheists, god, dios, religion, religión, secular, LGBT, LGBTI, LGBTIQ, estado, laico, laicismo, secularismo, dios, god, gods, dioses
1661
post-template-default,single,single-post,postid-1661,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

¿Por qué soy humanista?

Por Vanessa Granados Barnéond.

Crecí en una familia “tradicional” de clase media guatemalteca y estudié en un colegio católico durante 14 años de mi vida.  Luego estudié medicina veterinaria en la Universidad Nacional (USAC) y después de graduarme decidí estudiar también una licenciatura en educación, lo cual por facilidad de horario, lo hice en una universidad privada y católica del país (así que conozco muy bien sobre esta religión).

Durante mis años de estudio y crecimiento encontré dos cosas que no me cuadraron y me hicieron sentir traicionada:

No tuve una buena preparación en biología:   Dentro del curriculum de la clases de ciencia jamás se mencionó a Darwin, ni se explicaron los conceptos biológicos a la luz de la evolución.  Luego de descubrir de forma autodidacta las bases de dicho estudio, se me abrió un mundo lleno de posibilidades donde pude conectar ideas y sobre todo, validarlas.  Me di cuenta de que debido a esta “falla” del sistema educativo, muchos profesionales, incluidos los médicos (humanos y veterinarios), “conocen” la vida sin hacer conexiones evolutivas importantes.  No es entonces difícil de imaginar el por qué los humanos tendemos a creer  historias fantásticas sobre el origen de la vida. Además creo que esto favorece que nos sintamos removidos de la naturaleza y que primordialmente aporta a que no nos consideremos animales (aunque sí aceptemos que somos mamíferos… y entonces?)

El récord que tenemos de la historia de la humanidad ha sido protagonizada casi exclusivamente por hombres y no por mujeres.  Nunca me cuadró la idea contradictoria de una madre / virgen como ideal femenino, no en sí por esa madre virgen en particular, sino por las connotaciones que esto tiene y ha tenido en la vida de las mujeres.  ¿Cómo se supone que debemos vivir las mujeres a imagen de esta dualidad de conceptos?  Recuerdo bien que a los 5 años inicié mi recorrido por el feminismo:  Me enteré de que mi padre no llevaba el apellido de mi madre, pero ella sí llevaba el de mi papá con un “de” (de propiedad) por delante.  Luego de esta realización, vinieron muchas más que me dieron a entender inequívocamente que yo no tenía los mismos derechos ni oportunidades que un hombre, y encima debía de aparentar aceptarlo con mucha gracia ya que “a ningún hombre le gusta una mujer alegona, fuerte, dominante, ____________ ” (ponga acá los adjetivos que vengan a su mente)…

Puedo decir que me fui volviendo humanista sin siquiera saberlo y fue hasta hace unos 5 años que por primera vez me reconocí como tal.  Lo más interesante de este camino es que va de la mano de la consideración de principios éticos básicos y de una incansable sed de conocimiento científico.  Se encuentra enmarcado en un enorme respeto por la ciencia y lo que la misma permite responder.  Va acompañada de un espíritu de compañerismo que se aleja de ideas egoístas y lucha para el bien común.   

Por más antisocial que te creas, todos somos seres sociales por lo que cada cual busca su “tribu”.  A mí me costó encontrar una que compartiera mis ideales e ideas… hasta que encontré a Humanistas Guatemala (en ese entonces se llamaban Asociación Guatemalteca de Humanistas Seculares).  Aunque ninguno de nosotros en Humanistas Guatemala somos iguales en cuestiones de personalidad y gustos, y tenemos ideas diferentes que nos enriquecen, para los que se lo pregunten… esto es lo que creo tenemos los humanistas en común:  

  1. Consideramos a todos los seres humanos que viven en el mundo, reconociendo no sólo su valor sino también su autonomía… por lo cual pensamos que la diversidad nos suma y es necesaria para que una sociedad se desarrolle.  
  2. Luchamos por la paz, repudiamos los actos de violencia y discriminación en cualquiera de sus formas. Vemos los problemas sociales tratando de entender sus orígenes y razones porque sabemos los peligros de condenar basándose en prejuicios.  
  3. Apoyamos el desarrollo de la ciencia y del conocimiento.  Buscamos hechos para sustentar el conocimiento y sabemos que la ciencia no es estática, que evoluciona y cambia para dar más y mejores explicaciones.   
  4. Trabajamos por conseguir equidad y buscamos que todos tengamos las mismas oportunidades para desarrollarnos y vivir dignamente.
  5. Defendemos el derecho a la libre expresión y la libertad de creencias e ideas,  por lo que se hace necesaria nuestra lucha por un estado laico.  
  6. Consideramos que la ética es la única forma de estudiar la moral y tenemos la certeza que ser “bueno” durante el tiempo que vivimos en la tierra es necesario para que las sociedades vivamos en paz.   No se actúa correctamente por miedo al castigo… ni por el  terrenal ni por el “eterno”.  Ser moral por temor a Dios es en sí una justificación cobarde.
  7. Sabemos y reconocemos la importancia de la naturaleza y de todas las formas de vida para el bienestar del mundo y sus habitantes.  Reconocemos la importancia de la ecología en nuestro propio bienestar y consideramos a los animales como  seres sensibles y capaces de sufrir.  

 

Y tú… ¿crees que podrías ser también un humanista?

Comments

comments