“La homosexualidad no es únicamente una forma de sexo. Es una forma de amor, y merece todo nuestro respeto por esa simple razón.” —Christopher Hitchens

En Guatemala existen muchas personas, asociaciones y organizaciones que dedican una buena parte de sus recursos a esparcir prejuicios e ideas erróneas sobre la sexualidad humana. Sobre todo, intentando disfrazarlos con argumentos aparentemente científicos, como cuando afirman que la homosexualidad es “antinatural.” Nada está más alejado de la realidad; la homosexualidad es una conducta extremadamente común en la naturaleza. Al día de hoy, ha sido observada en unas 1,500 especies. Los pingüinos, por ejemplo, pueden llegar a escoger una única pareja homosexual para toda su vida (Pingüinos hipsters, adoptando el matrimonio igualitario antes de que fuera cool).

En medio de una población marcadamente prejuiciosa, alérgica a la diferencia y bastante homofóbica, la Asociación Guatemalteca de Humanistas Seculares intenta promover una visión de igualdad de todos los seres humanos basada en la ciencia y el humanismo secular. Sin importar nuestras preferencias sexuales, todos somos personas con muchos de los mismos temores, preocupaciones, propósitos y sentimientos y por lo tanto merecemos todos los mismos derechos.

Si estás interesado en colaborar con nosotros, envíanos un mensaje por medio de nuestro formulario de contacto. También puedes enviar donaciones por medio del botón verde en la parte superior de ésta página.