“Secular es todo aquello que hace referencia a esta vida. La instrucción secular es aquella con respecto a las preocupaciones de esta vida. Las materias seculares, por lo tanto, son todas excepto la religión. Todas las artes y ciencias pertenecen al conocimiento secular.” —John Stuart Mill

La educación laica es aquella que no privilegia ninguna creencia religiosa. Es decir, educación sin la presencia de adoctrinamiento religioso. Esto es importante, ya que de esta manera se evita discriminar a todas las personas de otras religiones, formas de espiritualidad, y los no creyentes, proveyendo un ambiente incluyente en donde tales distinciones no tienen importancia. La educación escolar se debe centrar en en desarrollar el pensamiento crítico, las destrezas  matemáticas y las habilidades lingüísticas en los alumnos, así como fomentar la curiosidad intelectual, el gusto por la lectura, y la apreciación por las artes.

En especial la educación pública, que provee el Estado, debe ser laica, gratuita y obligatoria, tal y como lo indica el artículo 37 de la Ley de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia. Hacerlo de otra manera, o sea, incluyendo en el currículum escolar la enseñanza de algún credo, significa violar esta ley, así como los artículos 36 y 37 de la Constitución de la República, donde se establece la libertad de creencia y el derecho de los padres de escoger la educación de los niños.

Discriminar a las minorías religiosas de nuestro país es un grave error, no lo podemos permitir.

 

Si estás interesado en colaborar con nosotros, envíanos un mensaje por medio de nuestro formulario de contacto. También puedes enviar donaciones por medio del botón verde en la parte superior de ésta página.